Paginas

12/2/13

De series animadas y de psicólogos.

El otro día recordé una serie animada que emitían en el canal 33 (en "la catalana") y que me encantaba.
Se llamaba Doctor Katz y el protagonista era un psicólogo. La serie es buenísima y la recomiendo porque tiene un humor de lo más natural y absurdo. Muy de los noventa, pero mola.



Recuerdo que flipaba un poco con lo locuelos que estaban sus "pacientes" y pensaba que había que estar muy tarumba para ir a un psicólogo. Años después, cuando empecé a ir a terapia con una psicóloga, no me parecía tan de locos. Bueno, miento. Al principio pensé que estaba como un cencerro y que era terrible acabar yendo a un "loquero".
El primer mes estaba horrorizada. Mi psicóloga era una mujer seca y un tanto agresiva en su forma de hablar. Y yo soy muy traumatizable. Las personas con carácter fuerte me convierten en torpe social. Me imponen y mi actitud cambia. Dejo de ser una yo relajada y hago y digo tontunas. 
Bien, estuve un mes acojonada. ¿Como iba a contarle mis cosas a esa mujer que me reñía y me hablaba así de brusca?. Hasta que pasado ese mes empezamos a entendernos. Yo me relajé, ella me pilló el punto. Vi que el hecho de que te digan las cosas claras, aunque parezca de forma bruta es mejor para uno. Esta mujer no era ni iba a ser mi amiga, era mi psicóloga y punto. Y funcionó.
Ir al psicólogo me ayudó mucho en un momento chungo de mi vida. Fui después de terminar una relación complicada. Y con el tiempo descubrimos que había cosas más importantes que tratar que esa razón concreta; la relación con mi madre, el hecho de haber sufrido un accidente grave con 10 años y no haberlo tratado psicológicamente, las carencias afectivas... bla bla bla.
Ir a terapia una vez a la semana durante un año me ayudó a conocerme. Me ayudó a descubrir qué me preocupaba, que hechos habían marcado mi YO. Porqué soy como soy y que actitud debo tener para enfrentarme a las cosas que no son buenas para mi. Lloré mucho. Lo pasé muy mal al ser consciente de cosas que ni sabía que estaban allí.
Ir al psicólogo no te arregla la vida. No es ir a soltar tu mierda y al salir está todo arreglado. Pero ayuda. Te ayuda a encontrar unas pautas a seguir. Y el resto es todo curro, curro y curro. Trabajar en uno mismo. Y eso lo tienes que hacer tu. Pero coño, por algo hay que empezar.

Habría que profundizar mucho más en mi año de Psicólogo. Pero es todo demasiado personal, aunque nunca se sabe, que lo que es contar mi vida y hablar hasta debajo del agua me gusta con locura. Soy así.

9 comentarios:

  1. Siempre se ha dicho que hablar y desahogarse sienta la mar de bien. Creo pues nada que un buen psicólogo es sin duda la mejor opción. A la hora de afrontar cualquiera de esos bajones emocionales a los que en ocasiones toca enfrentarse. Pero lo importante como bien dices es empezar.

    ResponderEliminar
  2. Yo siempre he sido bastante reacia a los psicólogos. Mucho vaya. Muy mucho. Pero quién sabe.Ultimamente me planteo si quizá no me vendría bien. Y luego pienso "hazte terapia a ti misma", y lo descarto. Así que no sé.

    Lo que sí creo es que el trabajo con un psicólogo es un trabajo conjunto, y eso mucha gente no lo ve. "Es que este psicólogo no me hace nada", dicen, como si esperaran eso, que el psicólogo les solucionase las cosas...

    ResponderEliminar
  3. me ha encantado saber que no soy la única que se transforma en torpe social ante la gente de carácter fuerte y ya si me gritan ,me hunden.
    gracias! me has dado una gran idea
    voy a intentar contar en el blog mis aventuras y desventuras con las terapias de grupo y las pisicologas ,hace demasiado que no escribo ( las noticias breves no cuentan) y estaba bloqueada/aterrada ante la pantalla en blanco .

    unbesazo

    ResponderEliminar
  4. Más de una vez me he planteado que necesito una limpieza de azotea urgente, porque son demasiadas las cosas que se van arrastrando en la vida y... ya se sabe. Pero lo voy dejando, lo voy dejando... ay, ¿desconfianzas? ¿miedos? No sé. Pero lo que sea me tiene atenazado para no dar el paso.

    besotes

    ResponderEliminar
  5. Sabes, me recuerdas a "periquita" con sus mohínos graciosos.. !!

    Me gusta tu página.

    ResponderEliminar
  6. Juan Andres; Y eso que vistos desde fuera parecen algo muy chungo. Y solo son unas personas que por lo que han estudiado te ayudan a ver cosas que quizas tu no ves a simple vista. Y ya. :)

    Bettie Jander; Cada persona es un mundo y habrá a quien hablar con un amigo, irse a meditar, ir a hacer ejercicio y pensar, etc, le hagan el mismo bien que a mi ir al psicologo. Supongo que lo bueno es probar y no cerrarse a ninguna posibilidad.

    Anusky66; El blog es fantástico para desahogarse. A mi me ha ido muy bien en algunos casos. Leñes, es tu blog y haces en él lo que te apetezca. :D Di que si! Un beso enorme y muchos ánimos.

    raindrop; Un psicologo no es más que una opción. Antes comentaba que lo mismo te viene igual de bien desahogarte con un amigo, o reflexionar mientras tomas unas cañas. Jajaja. Dejandome de frivolidades, lo importante es saber que hay algo que no te deja ser más feliz y estar más comodo y decidir que quieres hacer algo al respecto. :)

    rembrandt; He tenido que buscar quien era Periquita! Jajajaja. Ya me he puesto al día. Muchas gracias por las comparaciones, no está nada mal. Un saludo y bienvenido. :)

    ResponderEliminar
  7. Sabes, recuerdo a Periquita de niño en las tiras cómicas (era como una versión de Mafalda pero con la chispa más adelantad jejejeje…), muy locuaz y muy fina a la hora de hablar de lo divino y lo humano; me encantaba su prosapia y su buen sentido del humor, como el tuyo…

    (Soy Rembrandt, no pude entrar por google)

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  8. I really like reading through a post that will make men and women think.
    Also, many thanks for allowing for me to comment!

    Feel free to visit my homepage: vakantiewoningen huren

    ResponderEliminar